Ven y Sigueme

ESTE ES UN MENSAJE PARA TI QUE SIENTES EL LLAMADO DEL SEÑOR!

Hoy inicias un CAMINO de acompañamiento con la Comunidad de las Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación de la Santísima Virgen. ¿Quieres que te ayudemos a ver? ¿A descubrir? ¿A fortalecer y a cultivar en tu vida la semilla de tu VOCACIÓN que Dios te ha regalado desde que estabas en el vientre materno?

“Antes de que te formaras dentro del vientre de tu madre, antes que tu nacieras te conocía y te consagré” (Jeremías 1,4-8)

Sentirse elegida por Dios es un regalo que sorprende,

Es una manifestación del Amor de Dios, es una Gracia!

El Señor te eligió y te vocacionó, te llamó…porque te ama y necesita de tus manos para construir y bendecir de tus pies para hacer camino, de tu ser para amar.

Es la Hora de Dios, es el momentos de responder y optar en libertad y verdad por la Mejor Parte: Jesús y su Causa: El Reino.

AQUÍ ESTOY SEÑOR!

DISPUESTA A DEJARME ORIENTAR E ILUMINAR POR TI, 

PARA DESCUBRIR TU PROYECTO DE AMOR EN MI VIDA.

LA VOCACIÓN ES UN DON, UN REGALO

DE DIOS a las personas y cuando se DESCUBRE, se debe DISCENIR en todos los momentos de la vida, para RESPONDER con amor y en libertad y ser fieles a ella, porque solo se es FELIZ en el estado de vida para el cual Dios llama. LA VOCACIÓN ES... una inspiración interior por la que Dios llama a una persona para una Misión. Supone siempre la absoluta libertad de Dios que llama, y la libertad humana que reacciona ante esta llamada.

LA VOCACIÓN ES... una inspiración interior por la que Dios llama a una persona para una Misión. Supone siempre la absoluta libertad de Dios que llama, y la libertad humana que reacciona ante esta llamada.

Toda vocación condensa la historia de un dialogo sincero entre Dios, que llama con amor y la libertad del hombre, que responde en fe y amor. Por tanto, los dos elementos indispensables de toda vocación son el Don Gratuito de Dios y la libertad responsable del hombre y de la mujer.

El encuentro de la Voluntad de Dios sobre mi vida y mi voluntad.

Es un encuentro de amor en el que Dios me ofrece lo mejor para mi vida y en el que yo le puedo ofrecer lo mejor de mi vida.

Es una experiencia de saberse amada, creada, escogida enviada por Dios.

Es una experiencia profunda que no se descubre a nivel de ideas, de la razón sino a nivel del corazón.

Enraizarte en la RAIZ que es el mismo Dios y vivir y ser desde Él.

Es una elección por amor. Quien elige es el Padre y la elección está desde siempre en tu corazón.

Sentirse Vocacionada es… saberse amada con predilección por Dios y responder con amor y gozo a este Amor Primero.

Es una experiencia de enamorados, Dios pone los ojos en los tuyos, su corazón en el tuyo.

Dios pone su Palabra en tu vida, te toma de la mano y tú te dejas llevar.

Dios te sale al encuentro y tú te alegras que haya sido así.

El viene a tu vida y tú le dejas entrar.

Dios se hace tuyo y tú de Él.

EN LA ELECCIÓN

El ha soñado contigo, tiene sus proyectos para ti, ha acariciado ese momento de hacer realidad esos planes. 

El te ha llamado con amor único, fuerte entrañable. El te eligió y te ama como eres y con lo que tienes hoy y ahora.

DIOS TE LLAMA…

En el momento que quiere y cuando quiere, para decirte: SIQUEME. Ya es hora de que el Sueño de Dios tiene contigo, lo hagas realidad. Y te ofrece un Proyecto seguir a JESÚS, su Hijo, el Predilecto.

El siempre te impulsa a ingresar en la escuela del MAESTRO y te dice que sigas sus huellas y que seas su Discípulo.

En tu Proceso Vocacional, inicias un camino de seguimiento de JESUS, según el Carisma de MARIE POSUSSEPIN, FUNDADORA DE LA CONGREGACIÓN HERMANAS DE LA CARIDAD DOMINICAS DE LA PRESENTACIÓN DE LA SANTISIMA VIRGEN. En este proceso vivirás experiencias muy valiosas que te ayudarán a descubrir, fortalecer, cultivar y crecer en tus motivaciones vocacionales.

Hoy tal vez te sientes un poco confundida no sabes que decir, ni que hacer.

Te sobresaltan muchas preguntas:

Señor, ¿Qué quieres de mí? ¿Qué camino debo escoger?

Una persona descubre el llamado de Dios cuando siente en su corazón un amor muy grande por Jesús y su Propuesta de Amor: El Reino.

En un momento de dolor, de crisis o de prueba. Cuando solo queda Dios.

En una experiencia de Dios, en la Oración o en estudio asiduo de la Palabra de Dios.

En lo profundo del corazón, es como una voz que desde dentro habla y llama, desinstala e inquieta positivamente.

Por la participación en un grupo apostólico, en un retiro espiritual, en una convivencia, en el encuentro con personas y comunidades que vivan su compromiso con la persona de Jesús y su Reino.

Al contemplar y leer una realidad que grita una respuesta profética.

Dios llama a cualquier edad. Lo cierto es que lo hace desde siempre y para siempre y exige una respuesta pronta, urgente, radical ya que la fuerza de la llamada cuando no se fortalece se apaga o se debilita.

A ejemplo de Jesús se compromete a servir con generosidad a las personas más pobres y necesitadas del amor de Dios y de la ayuda de los hermanos.

Se descubre que la vida es un don maravilloso que se debe vivir con sentido, con unas metas y unas tareas concretas que generan felicidad, cuando se encarnan los valores del Reino.

Cuando se descubre el sentido de la oración, de la eucaristía, la participación en los sacramentos, la Lectura de la Biblia, la ayuda a los demás, la colaboración en los grupos apostólicos, en los procesos pastorales de la parroquia, la participación en grupos juveniles, Nueva Evangelización y demás movimientos de apoyo y solidaridad.

Se quiere ser alguien diferente al común de los y las jóvenes.

Se comprende que el poder, el tener y el placer no son lo que hacen a las personas felices.

Se siente que la capacidad de amar no es solo para reducirla a unas pocas personas en un hogar sino para muchas, para todas aquellas que pone Dios en el camino y a quienes se deben de amar, servir, ayudar.

Se comprende que la vida tiene sentido por Jesús y su Reino. Un Reino de paz, de Justicia, misericordia, verdad, perdón, servicio, entrega, solidaridad y amor.

La Vocación va madurando en la medida en que se descubre y se empeña por cultivarla, vivirla con la fuerza del amor a Jesús y a la humanidad.

El compromiso vocacional es una misión de servicio a la Iglesia.

Comunícate con las Hermanas que se encuentren más cerca, o si quieres comunicarte directamente con nuestra comunidad de Hermanas de la Presentación, lo puedes hacer en línea a través de este web site, en nuestro link “Donde estamos” encontrarás una lista de contactos con información de nuestras sedes en la Provincia de Manizales.

Particípanos tus inquietudes, tus experiencias y tu deseo de conocer más al Señor a través de nuestra Congregación.