Algo de Historia

PROVINCIA DE MANIZALES

"UNA PROVINCIA BAJO EL SÍMBOLO DE LA ESPERANZA"

El 9 de Marzo de 1954 la Madre Therese Augusta, Superiora General en ese momento, se dirigió a las Provinciales de Colombia: Bogotá y Medellín, en éstos términos.” He aquí mis queridas Hijas, las directivas a las cuales vamos religiosamente a conformarnos: Las Provincias de Bogotá y Medellín serán divididas para formar una y otra, una Viceprovincia independiente de la Provincia de la cual procede. Cada una tendrá su consejo de administración y más tarde cada una tendrá su noviciado. Recibid estas decisiones, no solamente con una total obediencia, sino también con gran espíritu de fe.” Fue así como el 23 de Abril de 1954, viajaron de Medellín a Manizales, Mére Therese des Anges (superiora Provincial de Medellín) y Madre Clara Amelia en compañía de la Hermana Lucía del Socorro quienes venían a asumir sus responsabilidades de Viceprovincial y Secretaria Provincial.

El 25 de abril se instala oficialmente la Viceprovincia con sede provisional en la Clínica de la Presentación. Al momento contaba con 277 Hermanas 31 casas. La Provincia de Bogotá aportó dos casas ubicadas en Cali. En el salón de actos del colegio se reunieron Hermanas venidas de las comunidades de Manizales, Salamina y Cali. Se leyó el saludo que lejos de ser protocolario era la expresión de los sentimientos que animaban los corazones. Había dolor por la separación. Era un "adios" a la Provincia de Medellín, pero también había un sentimiento de alegría al recibir a la tan querida Madre Clara Amelia, quien tanta admiración les había despertado en la Provincia de origen. El nacer de una Provincia es el resultado de muchos sacrificios, de entregas y renuncias.

Las 277 Hermanas que venían de Medellín, tuvieron que renunciar a su Provincia, a aquella familia que las acogió y las vio crecer en el seno de sus comunidades, a la vida religiosa, tuvieron que renunciar por tiempo prolongado, a una mayor cercanía a sus compañeras de profesión y de sus familias. Igualmente, las 30 Hermanas que de la Provincia de Bogotá quedaron en Manizales, tuvieron que hacer otro tanto.

 

El 15 de agoto de 1954, se coloca la primera piedra para la construcción del Noviciado. Hizo la bendición Monseñor Alberto Uribe Urdaneta. El 15 de Julio, se traslada la sede de la Provincia de la Clínica de la Presentación, a la Francia y el 24 de Julio, las Postulantes que hasta entonces habían residido en el edificio de la plaza de Bolívar, llegaron a su nueva casa, ese mismo día se trasladó la Eucaristía a La Francia. La Provincia creció y se apoyó siempre en las bases sólidas que sentó la Madre Clara Amelia, primera Provincial.

Sus dotes de organización, su sentido común pero sobre todo su piedad, espíritu de fe, confianza en la Providencia y su intenso amor a la Congregación, le dieron a la Provincia elementos para hacerle frente a los grandes momentos de dolor y de éxodo por los que más adelante tuvo que pasar.

El 15 de Agosto de 1979 con alegría y regocijo, la Provincia engalanada con su belleza física y espiritual, celebró sus 25 años, las Bodas de Plata

Pocos meses después, el fuerte terremoto del 23 de Noviembre de 1979 la dejó semidestruida. Los tres días siguientes al terremoto, fueron un éxodo obligado, para trasladar dormitorios y todo lo que se podía al tercer piso. La esperanza en el Señor era nuestra fuerza.

Los salmos cada día, así como las lecturas de las Eucaristías, adquirieron un sabor especialísimo. Pero el terror era natural; después de haber vivido unos momentos de muerte, se temía que llegara la noche, muchas hermanas la pasaba en el pasillo del tercer piso.

El 13 de Diciembre: Éxodo de la Casa Provincial. Las primeras en partir, fueron las Hermanas ancianas y enfermas, rumbo a Cali. Continuó el éxodo hacia las distintas comunidades de Manizales y Cali. Cada grupo que salía, expresaba en sus rostros y con palabras el desprendimiento total, exigido por el Señor.

En estos momentos difíciles tomó vida esta parte del salmo: "Tú eres la única parte de nuestra herencia".

Pronto, la Provincial del momento, la Hermana María Gabriela Vélez empezó a buscar el terreno para la construcción de la Casa Provincial, encontrando como lugar ideal, el barrio El Limonar, el cual nos acogió y con fe empezamos partiendo de cero. Con paciencia emprendedora logramos tener nuestra casa.

La Provincia ha contado con ocho Provinciales, todas mujeres de fe, de gran amor por la Congregación, con un gran sentido de entrega, donación y sobre todo un inmenso celo misionero.

El 15 de Agosto de 2004, tuvimos la gran fortuna en nuestra Comunidad de realizar una importante y simbólica celebración de los 50 años: las Bodas de Oro de La Provincia.

Cincuenta años marcados por la situación histórica, y vividos en medio de luces y sombras, de alegrías y sinsabores, de esperanzas y dificultades; 50 años portadores de valores evangélicos, que nos interpelan y desafían, nos abren rutas de vida nueva y nos urgen a emprender con ardor y bajo el signo de la Esperanza, el camino hacia un provenir de conversión y santidad.

Esta celebración fue realizada en Manizales, donde habíamos vivido los primeros 25 años, los otros 31 años posteriores, los hemos vivido en la ciudad de Cali. En este momento de la historia, somos 277 Hermanas, quienes hacemos presencia día a día en colegios, casas de salud y en parroquias insertas.

Queremos hacer respuesta significativa que se exprese en servicio de caridad a quienes nos necesiten. Nos encontramos en los departamentos de: Caldas, Valle del Cauca, Nariño, Huila y Tolima; en tres estados del Brasil: Río Grande del Norte, Paraíba y Ceará y en dos Provincias del Ecuador: Pichincha y Azuay. Hoy la Provincia, con gran alegría puede decir: EL SEÑOR HA ESTADO GRANDE CON NOSOTRAS Y ESTAMOS ALEGRES.